Skip to main content

GANADERÍA DE OVINO

Raza Lacaune, Mejora Genética, Trazabilidad y Bienestar Animal.

 

Ganadería


Valle de los Molinos cuenta con una ganadería de aproximadamente 3.000 ovejas de pura raza Lacaune.  Únicamente con esta leche se elabora el queso Pago Valle de los Molinos.

El sistema de producción con el que se trabaja en Valle de los Molinos es semi-intensivo, es decir, las ovejas salen todos los días a pastar a las praderas de nogales con pasto fresco y dos veces al día son ordeñadas. Este sistema semi intensivo mejora el bienestar del animal, fomenta su actividad física y le permite disfrutar de mejor salud, higiene animal que finalmente repercute en la calidad de la leche.

Mientras los Animales salen a pastar, los pastores acondicionan el establo, con cama seca, limpian comederos y bebederos y les echan de comer. De esta forma, estará todo listo para cuando las ovejas vuelvan del campo hasta el día siguiente.


OVEJAS

CARNEROS

RECRÍA

PASTORES

 

 

Reproducción



 
Valle de los Molinos Sigue un sistema cíclico de 5 parideras al año, asegurándose que al menos cada oveja para una vez al año.

El modelo de cubrición principal es a través de la monta natural con los moruecos. Los machos de la explotación son hijos de las ovejas élite de nuestra ganadería y machos mejorantes procedentes de Francia. En determinadas ocasiones también se inseminan las ovejas con semen fresco o congelado de machos mejorantes.

Durante las parideras se hace un riguroso control parental, Lo cual permite posteriormente realizar una correcta selección de la crías reproductoras a través de nuestros programas de selección con total seguridad y trazabilidad.

 

 

Selección y Mejora


Desde sus inicios en 2005 se ha apostado por la mejora de la raza Lacaune, a través de reiteradas adquisiciones de machos y hembras mejorantes de Francia, testados y de calificación genética elevada, con inseminaciones y a través de un riguroso control de la producción interna.

Control de la producción: Desde el año 2010 se lleva recogiendo la información de la producción diaria de la ganadería. Analizando las lactaciones, fertilidad, prolificidad, filiación paternal, etc.

A partir de la base de datos recogida en campo y mediante una sofisticada metodología de programación, Valle de los Molinos tiene calificadas y categorizadas a todos los animales de su ganadería. De esta forma se consigue realizar un seguimiento y manejo personalizado y adecuado para cada animal.

Solo las crías de mayor índice de calificación paternal pasan a formar parte de la recría para la reposición y la venta de machos y hembras reproductoras.

En los dos siguientes gráficos se puede observar la distribución individual de cada uno de los animales de la ganadería en función de su producción diaria, anual y estado reproductivo. Estos criterios clave son empleamos en la metodología de calificación y selección.

En el gráfico distribución de la producción de las ovejas por categorías, se puede ver las tres categorías en las que se subdivide la ganadería y sus características productivas, la categoría A representada en verde son las ovejas elite de la ganadería, sobre las cuales se realiza un exhaustivo seguimiento y cuyas crías formarán parte de la recría y de la venta de sementales.

En el otro gráfico se puede ver las características particulares del rebaño en función de su estado reproductivo, lo cual sirve posteriormente para calificar a los diferentes lotes de ovejas de manera estandarizada.


 

 

 

 

Producción de leche


Las ovejas en producción son ordeñadas por la mañana y por la tarde en las dos salas de ordeño de la ganadería.

El sistema de ordeño con control lechero y retirada automática es la herramienta principal para realizar un ordeño controlado y de la máxima calidad a la oveja, reduciendo así la incidencia de mastitis y consiguiendo una mejor calidad de leche.

Una vez ordeñada la oveja, la leche se enfría rápidamente y se almacena en tanques frigoríficos a baja temperatura hasta su recogida al día siguiente para la elaboración de queso.

La correcta metodología de ordeño y manejo del ganado, así como una eficaz limpieza y mantenimiento de las instalaciones y equipos permite obtener una leche de la máxima calidad físico-química y sanitaria.

 

 

Cría de Corderos


A partir del sistema reproductivo de la ganadería, se producen cinco ciclos homogéneamente distribuidos a lo largo del año. En cada ciclo o paridera se concentra el nacimiento de corderos. Tras el parto y posterior control paternal, Los corderos se crían su primera fase de vida en salas nodrizas.

Los corderos son criados hasta alcanzar los 25-26 kg de peso, con aproximadamente 2 meses de edad. En este momento se determinan cuales sí y no formarán parte de la recría para la reposición interna y venta de reproductores.

Para la selección de la de la recría se emplea el programa de calificación parental, (Se tiene en cuenta: producción diaria, producción anual, edad, estado reproductivo…). De esta manera y en función de la tasa de reposición se escogen las crías de madres y padres élite y cuyo valor genético sea superior.

Esta metodología permite quedarse con las mejores crías y así poder aumentar la eficiencia y productividad de la ganadería.